Principios empresariales

El cliente tiene derecho a conocer los principios que fundamentan la actividad de su proveedor, ya que con su compra, además de recibir el beneficio de un producto o servicio, los apoya implícitamente. Estos son los principios de Arcovía Digital.

Toda actividad mercantil es una forma más de relación interpersonal. Sólo un tipo de relaciones que potencien el acercamiento entre las personas, son capaces de tener un retorno positivo, tanto para ambos, como para la sociedad en conjunto, convirtiendo la actividad en una experiencia satisfactoria.

Por tanto, es relevante centrar el objetivo en lo relevante, las personas, persiguiendo el máximo beneficio personal en un marco de viabilidad.

Open source

Desde el mismo momento del inicio de su actividad, en 1997, Arcovía ha estado usando y promocionando las herramientas de software libre, pudiendo afirmar que este proyecto nunca hubiera tenido lugar de otra forma.

Linux como sistema operativo en servidores propios y en estaciones de trabajo, aplicaciones de ofimática, herramientas de desarrollo libres de licencias comerciales, todo, incluso en los momentos en los que estas herramientas estaban muy por debajo en prestaciones respecto a sus equivalentes comerciales.

La forma más básica de apoyar al software libre es usándolo, y en los aspectos más ligados a nuestro trabajo, aportar a la comunidad mejoras, software propio e ideas procedentes de nuestra experiencia de trabajo.

En el software libre, todos aportan un poco, y muchos más reciben todo. Representa un modelo de organización viable, social, y basado en principios ligados al acercamiento entre personas, consecuencia por tanto de un beneficio colectivo.

Crecimiento máximo

No creemos ni apoyamos el máximo beneficio, ni el máximo crecimiento como objetivos empresariales. Ambos son, y deben ser, consecuencia más que propósito, y necesariamente van ligados al desarrollo de una actividad viable y beneficiosa socialmente.

La filosofía de máximos provoca, por definición, desequilibrios que siembran la permanente insatisfacción en un lado, y la miseria en otros. Toda medida en exceso o defecto es naturalmente perjudicial, sólo el equilibrio es garantía real de una experiencia de vida satisfactoria.

Local y distribuido...

... más que global y centralizado, como modelo necesario de cara al acercamiento entre las personas. Lo global tiene lugar de forma natural en la adopción de principios básicos comunes.

Así, la metodología de servicio implica conocer al cliente, ofreciendo aquello realmente práctico y relevante que la tecnología proporciona para cada caso concreto, en una relación no de amigos, pero siempre amistosa y cercana, basada en la comunicación recíproca real entre cliente y emprendedor.

¿Por qué?

Aplicamos estos principios empresariales en correspondencia a una filosofía de vida resultado de un mayor grado de consciencia sobre nosotros mismos, guardando coherencia, aún siendo consecuentes, entre ideas y actividad. Conozca más al respecto en la página del proyecto primero las personas.