Mantenimiento preventivo y de seguridad en páginas web

Los componentes informáticos que forman una página web reciben periódicamente modificaciones para incrementar su seguridad o corregir riesgos en este sentido. El mantenimiento técnico de seguridad es por tanto esencial para el seguimiento y prevención de estos riesgos.

Todas las aplicaciones informáticas están sujetas a un mantenimiento para asegurar su correcto funcionamiento. Hay actualizaciones que mejoran sus prestaciones, otras tienen por objeto subsanar errores. En materia de seguridad informática también se llevan a cabo actualizaciones que corrigen las vulnerabilidades detectadas ante determinados escenarios de uso y posibles métodos de "hackeo" o ataque informático.

Los sitios web modernos se basan en programación informática. Por lo tanto, los programas que hacen funcionar la web están también sujetos a actualizaciones. Generalmente son los programadores de cada componente empleado en el sitio web los que crean estas actualizaciones y las notifican a sus usuarios. El mantenimiento técnico tiene por objeto, entre otras tareas, trasladar a su sitio web estas actualizaciones.

Otras tareas de seguridad son el seguimiento periódico de uso a través del registro de actividad que permita detectar y la prevención de uso abusivo de un sitio web mediante pruebas de funcionamiento encaminadas a poner de manifiesto posibles agujeros de seguridad informática.

Este trabajo se realiza de forma transparente para el usuario, de manera no intrusiva y sin que suponga generalmente una interrupción del servicio.

Incluído en mantenimiento técnico

El mantenimiento de seguridad forma parte del mantenimiento técnico general, y es imprescindible en el alojamiento web pues un sitio web inseguro puede poner en riesgo el sistema servidor. Si no cuenta con manteniemiento técnico contratado, las actualizaciones se realizarán bajo asistencia técnica por horas.

Las actualizaciones de seguridad son imprescindibles para mantener la seguridad del sistema en general, por lo que deben realizarse en un plazo máximo de 48h desde la notificación. Un sitio web con vulnerabilidades de seguridad detectadas pone en riesgo el sistema informático que lo soporta en general, por lo que si transcurrido el plazo desde la notificación no se aceptase la propuesta de actualización el sitio web puede ser suspendido cautelarmente. En cualquier caso siempre se puede solicitar una copia del contenido de su hosting para trasladar la web a otro proveedor.

Además los sitios con mantenimiento técnico reciben un descuento en trabajos de asistencia técnica por horas que se salgan de las tareas de mantenimiento.