El valor de un sitio web

Las claves de éxito de un sitio web que funciona.

Desarrollo

El sitio web tiene que estar bien hecho. Un sitio web bien hecho es aquel que cuenta con un diseño gráfico adecuado al objetivo, ofrece al usuario herramientas para relacionarse con la entidad propietaria del sitio web, y tiene contenidos en el idioma del público objetivo, útiles, bien estructurados, concretos y de cómoda lectura.

Por supuesto, el sitio web debe no fallar, cargarse rápido, y presentarse en diferentes ordenadores o navegadores de igual forma. Las Características de la última tecnología web ofrecen garantías para lograr un sitio web bueno.

Promoción

Para que un sitio web funcione, también hace falta que tenga visitas. Un sitio web perfecto, sin nadie que lo vea, será de poca utilidad. Para conseguir visitas, hay que promocionarlo, cuidando el posicionamiento en buscadores mediante actuaciones de , pero también publicitandolo por otros medios dentro y fuera de Internet.

Respuesta al usuario

Además de un sitio bien hecho, y con visitas, el usuario espera que éste sea atendido a través del sitio web, por ejemplo, escribiendo en el formulario de contacto para realizar una consulta, y obteniendo una respuesta rápida. La empresa, o en general, la entidad que explota el sitio web, deberá proveer los medios necesarios para que el sitio web esté atendido, ya que a fin de cuentas, es un "mostrador" abierto 24h.

Trabajo multidisciplinar

Por lo tanto, crear y mantener un sitio web que funciona no es cosa de una sóla persona. El desarrollo, y el mantenimiento de un sitio web profesional, es un trabajo multidisciplinar que requiere:
  • un asesor en tecnologías de la información para el análisis, asesoramiento continuado, supervisión y formación
  • un diseñador gráfico para dibujar la imagen del sitio web
  • un maquetador web para convertir el diseño en formato para el navegador web
  • un programador informático para crear el soporte funcional
  • un técnico de sistemas para su despliegue en servidores y mantenimiento
  • un redactor o personal con habilidades para la Tratamiento de contenidos
  • si es el caso, un fotógrafo para la captura del material gráfico
  • traductores para la Traducción de textos, y así versionar el sitio web a otros idiomas
  • especialista en marketing y comunicación, para el posicionamiento y promoción dentro y fuera de Internet
  • diseñador multimedia para confección de animaciones (flash) en su caso
  • un asesor legal si el sitio web es plataforma de venta de productos y servicios
Cada una de estas profesiones requiere de habilidades muy diferentes entre sí, siendo necesario dedicación plena, existiendo para cada una, una carrera o formación especializada.

Por tanto, en la creación de un sitio web intervienen entre 6 y 10 profesionales diferentes, pues en otro caso, se descuidaría alguno de los aspectos, obteniendo como resultado un sitio web que no produce el resultado esperado... Con que falle una sóla pieza, la "máquina" no funciona.
Vea también: